La casa

El Mirador de la Habana es una antigua construcción de Andalucia anterior a 1900 y está totalmente rehabilitada desde 2008. En su rehabilitación hemos tratado de mantener todos los elementos originales que ha sido posible para preservar el carácter rural de la edificación, tales como viguerías, sillares de piedra, hornacinas, alacenas, etc. 

Sin embargo, no hemos renunciado a las comodidades para hacer de tu estacia algo inolvidable en el Valle de Lecrin, en Granada, consiguendo así una casa en la que la modernidad no está reñida con la tradición.

Los elementos que no se han podido mantener han sido sustituídos por otros similares que son antiguos y recuperados de otras casas y cortijos de la zona, como portones, rejas y baldosas, elegidos cuidadosamente en la región de Granada.

En la decoración de El Mirador de la Habana predomina la sencillez, los muebles recuperados y restaurados y el color blanco típico de las casas andaluzas. Los materiales empleados son los de toda la vida, barro, hierro, piedra y madera y aportan la naturalidad a las estancias.

Gracias al grosor de sus muros la casa es cálida en invierno y fresca en verano. Disfrutarás del relax  y la tranquilidad de los pueblos de Andalucia ya que el acceso a la casa es peatonal y aunque se puede aparcar a unos 200 m, no se escuchan los vehículos.

La cocina

Ocupa la antigüa cuadra  y está dotada de todo el equipamiento necesario para tu estancia, tiene vitrocerámica, horno, lavadora, microondas, frigorífico, hervidor, batidora y una pequeña nevera para vinos donde siempre encontrarás una cuidada selección de vinos de la zona y de otros lugares así como de cervezas de importación para que las disfrutes a un precio muy asequible para nuestros huéspedes.

El salón comedor

Una estancia acogedora para estar cómodamente en su zona de estar contemplando el fuego en la chimenea o viendo una película de la colección de dvd que ponemos a tu disposición. También te ofrecemos una selección de revistas.

Los dormitorios

Dos habitaciones con cama de matrimonio y muy acogedoras, con techos de vigas vistas y cañizo, frescas en verano y cálidas en invierno gracias a sus edredones nórdicos y los radiadores de calor azul.  Las dos tienen armarios empotrados.

El cuarto de baño

Con una ducha de piedra natural amplia y cómoda y mobiliario de madera de teka.

La terraza

Sin duda, la estrella de El Mirador de la Habana. Un espacio de casi 30 metros dividido en dos zonas, una para comer con mesa y sillas de madera tropical y con vistas a los huertos cercanos del Valle de Lecrin y otra  para relajarse con un chambao de bambú y cañizo con tumbonas, colchonetas, cojines y cortinas para disfrutar de las estupendas vistas de la Sierra de Granada.

El pueblo

Albuñuelas es un pueblo de Andalucia de unos 1000 habitantes,uno de los "grandes" del valle de Lecrin y cuenta con todos los servicios necesarios para tu estancia en Granada.

Tiene oficina de banco, médico, farmacia, supermercados y tiendas varias, así como bares, estanco y panadería.

 

Diseño web: Tierrademares